La tercera rueda y el chasis

Como ya comente anteriormente para hacer ruedas sirve cualquier cosa redonda a la que se pueda poner un eje. Aquí construyo una rueda loca usando piezas de un contador de consumo eléctrico y un clip. Como chasis utilizaremos un material de “alta tecnología”: fibra de vidrio.

Este es el contador mecánico, usado también en cuentakilómetros de coche. El clip sirve de eje, las varillas que contiene el contador son muy aceradas y se rompen al intentar doblarlas. Una de las ruedas numeradas hace de rueda loca y la otra de soporte con libertad de movimiento. Los tornillos de 2,5mm sirven para sujetar el soporte al chasis del robot y los 4 prisioneros inmovilizan cada uno de los elementos, pero permitiendo el giro.

Contador mecánico

Esta es la rueda ya terminada y fijada a un cartón que hace de chasis. Solo hay que enderezar el clip y retorcerlo de nuevo de la forma adecuada, meter las ruedas y fijar los prisioneros. Dos taladros en la rueda que hace de soporte para los tornillos de 2,5mm y ya está.

Rueda loca

Aunque parece una tontería esta rueda gira con muchísima suavidad y el alambre del clip hace de muelle, con lo que se consigue un poco de suspensión muy adecuada para disminuir las vibraciones en el chasis.

En la fotografía de abajo puede verse la placa de circuito impreso de fibra de vidrio que hará de chasis y las dos unidades motrices junto con la rueda loca.

Reductores

Para sujetar las los motorreductores al chasis lo mejor es hacerlo directamente del eje de las ruedas, aprovechando la rosca sobrante del tornillo y usando algún acoplamiento en ángulo recto. Yo he usado unos trozos de aluminio de guía de circuito impreso. La rueda loca va atornillada sobre el chasis con tres tadros, uno para el eje y dos para los tornillos de sujeción. Así queda el chasis ya terminado. El mismo circuito impreso sirve para soldar los componentes electrónicos en las áreas libres.

Chasis montado